Aumentar rendimiento en el punto de venta
Valora esta entrada

Aumentar rendimiento en el punto de venta con Retail Intelligence, ahora es más fácil que nunca… Retail Intelligence le ayudará a identificar los KPI que permiten diseñar las estrategias que pueden aumentar la rentabilidad de sus puntos de venta.

Aumentar rendimiento en el punto de venta: Retail Intelligence

Los métodos para medir el comportamiento de los consumidores en las tiendas no dejan de crecer y mejorar cada día. Sin embargo, la cuestión es conocer qué datos son los más relevantes a la hora de considerar las estrategias de éxito y aumentar las ventas. A continuación, los KPI más importantes.

Precio medio de las ventas de la tienda

Mediante este indicador se puede calcular el precio medio de los productos que se venden en cada punto de venta, dividiendo el importe total de las ventas entre la cantidad de artículos que se han vendido durante un periodo concreto de tiempo. Con el resultado es posible establecer el presupuesto del que suelen gozar los clientes y, de este modo, se pueden adaptar las políticas de venta a sus bolsillos. También es una manera de saber cuándo una tienda necesita buscar un público diferente, de mayor o menor poder adquisitivo.

Las unidades por recibo de compra

La cantidad de artículos en el ticket de compra que se genera en cada venta a un cliente permite conocer hasta qué punto es efectiva la tienda en la venta cruzada o de productos complementarios. En base a estos indicadores, es posible mejorar las técnicas para invitar a los visitantes de cada tienda a comprar más productos de los que tenían planeado adquirir; sobre todo, cambiando la ubicación de ciertos productos y colocando los complementarios más próximos a los más vendidos.

Para que este indicador sea más favorable, una tienda debe estar correctamente organizada y ser, estéticamente, atractiva, a fin de que todo cliente encuentre lo que busca con la mayor facilidad y en un entorno que le resulte agradable.

El ticket medio

Consiste en medir el valor medio de la venta por cada cliente, que se calcula dividiendo las ventas por el número de recibos emitidos. Lo más común es hacer el cálculo por hora, día o año. Este valor medio podría aumentarse, considerando el diseño de los puntos de venta y las estrategias de marketing sensorial, con el objetivo de que los consumidores pasen el mayor tiempo posible en la tienda y acaben por comprar algo.

El Ratio de conversión

Mide el porcentaje de clientes que compran en nuestras tiendas. Se calcula dividiendo el número de ventas entre el número de clientes que han visitado la tienda. Es importante conocerlo en tiempo real porque permite establecer estrategias de recuperación y de mejora durante el día de venta con el objetivo de que al finalizar nuestra jornada de apertura al público alcancemos el Ratio de Conversión objetivo. También nos ayudará a planificar el personal necesario durante el día y estará ínitimamente relacionado con el número de personas que entran en nuestra tienda.

Es importante recurrir a estrategias de recompensa, como descuentos o regalos al superar ciertos importes. Para aumentar rendimiento en el punto de venta, sería imprescindible que cada vendedor demuestre dotes comunicativas y sepa asesorar a sus clientes. La satisfacción, en todo momento, del cliente es el principal reclamo del éxito en el sector retail o minorista.

Retail Intelligence necesita poner en orden los datos recogidos respecto a estos aspectos, si el minorista espera sacar el máximo provecho de su tienda. Además, conocer a su público mediante los KPI es determinante para conseguir su satisfacción y fidelidad, la principal herramienta para el diseño de nuevas estrategias que promueven el éxito y el crecimiento.

CONTACTA
Share This