Cómo adaptar el retail a un nuevo panorama de compras.
Valora esta entrada

Después de la celebración del ICSC RECon, nuestro representante comercial de América del Norte, Kelly Marie Fairchild, analiza la evolución del formato de las tiendas físicas en los EE.UU.

“Lo único que es constante es el cambio” – Herculitus

Mucha gente me pregunta a menudo, tanto dentro como fuera de la industria del Retail, “¿No estás un poco preocupada por la obsolescencia de las tiendas físicas?” Mi respuesta es siempre un rotundo “NO”.

El mundo del Retail simplemente está cambiando “.

En Abril de este año, hubo alrededor de 2.880 cierres de tiendas físicas, y podemos estimar unas 8.640 cierres para el año entero. No es ningún secreto que este sector está luchando para mantenerse, pero estamos viendo más y más empresarios de electrónica que abren tiendas físicas. Hay una necesidad de menos espacio, pero todavía existe la necesidad de una conexión humana y de una experiencia de compra “cara a cara”.

Me gusta comparar lo que está pasando en el comercio minorista con el Cine Drive-In. En la década de 1950 y principios de los 60, este sector alcanzó su punto álgido con casi 4.000 centros en los Estados Unidos. Sin embargo, en la década de 1980 este número disminuyó significativamente debido al aumento de los precios del petróleo y de los inmuebles, así como con la aparición de nuevas tecnologías: como la televisión en color y el vídeo. El paisaje cambió, sin embargo, en la actualidad se puede ir tranquilamente a una sala de cine y ver una película. La industria simplemente tuvo que adaptarse.

En ICSC RECon en Las Vegas, el sector se reunió para discutir el rápido cambio en el formato del espacio comercial y cómo continuar teniendo éxito en estos nuevos entornos.

El nuevo panorama de la venta al por menor está cambiando debido a muchos factores. Mientras hablaba de los factores demográficos y macroeconómicos en la economía de hoy, el presidente de la CAPI, Tom McGee, mencionó que los “Millennials”, en oposición a los “Baby Boomers”, están gastando más en experiencias que en comprar productos físicos. También se toman más tiempo para establecerse, casarse, tener hijos, comprar una casa, etc. Esto afecta a la población compradora. Steve Wozniak durante su “Keynote”, repitió esta misma opinión desde su punto de vista personal. Dijo que le gustaba poseer cosas, mientras que él veía a la generación más joven no tener los mismos patrones de compra.

Estados Unidos lucha por tener un espacio de ocio y comercial más grande que otros países. Los datos de ICSC demuestran que este porcentaje en los EEUU está en el 46%, el más cercano detrás de ellos, es el Reino Unido con el 27%. Con la opción de Omni-channel, el cliente prefiere comprar en cualquier lugar donde esté y en cualquier momento, en muchos casos, eso significa que no tienen que salir de su casa. Debe existir una razón buena y convincente para ir físicamente a un centro comercial y comprar algo. Los vendedores de tiendas y los centros comerciales todavía están tratando para averiguar cómo reutilizar el espacio, ya sea añadiendo tecnología, incluyendo un destino experiencial al centro comercial o añadiendo más tiendas emergentes y restaurantes. Es necesaria la colaboración entre los centros comerciales y los minoristas con el objetivo de impulsar el tráfico. Se ha comprobado que, la asociación de los centros con los Vendedores de tiendas del sector de restauración, comida rápida, comestibles, funciona y lo están haciendo bien.

Los centros comerciales al aire libre, con un aumento en los restaurantes de comida rápida, también fueron un tema importante este año en RECon . Milton Keynes Shopping & Leisure Park en Buckinghamshire, Inglaterra, ha ideado un sorprendentemente uso creativo del espacio. Cuenta con una pista de esquí cubierta, buceo en el interior y una sala de cine rodeada de tiendas y restaurantes. El visitante puede pasar, un día entero, lleno de experiencias agradables, de todo tipo. Comer de todo, es otro excelente ejemplo de compras experienciales en la industria alimentaria. Llenando su espacio y tiempo con la comida, la diversión, el aprendizaje y la experiencia. Veremos más espacios que van a emular estos modelos.

Lo que está muy claro es que entender al nuevo consumidor y su comportamiento es más importante que nunca. Las tecnologías y la investigación analítica para comprender el comportamiento del cliente, los hábitos de compra y aprender cómo aumentar las tasas de conversión son algunos de los factores clave para ayudar a predecir lo que puede funcionar en su entorno y ayudar a mantenerse rentable. Si bien ninguno de nosotros puede predecir el futuro, es casi seguro que el panorama del Retail el próximo año, el próximo mes, la próxima semana será diferente de la anterior.

Por: Kelly Marie Fairchild. Ver artículo original en Ipsos Retail Performance blog

CONTACTA
Share This