Cómo la tecnología puede ayudar a mejorar el servicio al cliente. Parte 3
Valora esta entrada

La semana pasada, en nuestro blog analizamos cómo la tecnología puede facilitarnos un grupo de personal de ventas altamente capacitado, a pesar de una rotación rápida de empleados. Aquí, en la segunda parte, exploramos cómo la tecnología puede permitir que el personal minorista se promocione en la tienda.

En la constante lucha entre las ventas de las tiendas físicas y las compras por Internet, un factor ventajoso y diferencial que las tiendas físicas tienen sobre sus competidores digitales es la capacidad de ofrecer un nivel de servicio al cliente personalizado y reactivo.

Durante mucho tiempo, los datos disponibles de los compradores en la red se han utilizado para personalizar y mejorar la experiencia de los clientes. Los minoristas como Zara, Mango y Massimo Dutti tienen un gran número de seguidores y, como tales, pueden enviar noticias y ofertas promocionales directamente a sus clientes en función de los hábitos de compra, lo que naturalmente mejora la fidelidad de éllos.

Los minoristas de tiendas físicas pueden reemplazar esto, aprovechando la tecnología y los recursos disponibles en la tienda para mejorar la experiencia de compra.

El mayor beneficio de la tienda física es la profesionalidad y la experiencia de su personal el cual puede ver y valorar una situación, aprovechar esta experiencia y brindar asistencia a los clientes que dependen de sus necesidades específicas. Los productos pueden ser cambiados, las preguntas respondidas, las explicaciones dadas y las disputas y mal entendidos solventados.

Con el uso de un teléfono inteligente o dispositivo de tableta, las aplicaciones como Traffic Count brindan al personal datos del histórico del comportamiento del cliente en la tienda, y éstos los tenemos al alcance de la mano, esta herramienta es un ejemplo clásico de inversión en tecnología apropiada para ayudar al personal a promocionarse y sobresalir en la tienda.

Esto permite que se tomen decisiones informadas con respecto a temas como los niveles de personal en las horas punta. Una vez que un miembro de la plantilla ha sido suficientemente capacitado para usar el software, se pueden mantener los niveles de servicio al cliente asegurando, que nunca nos quedaremos cortos en personal para atender a nuestros clientes.

Una tecnología como esta proporciona un recurso inestimable para el personal de venta minorista, especialmente aquellos que pueden haber estado en el trabajo por un corto período de tiempo. En la batalla entre las tiendas físicas y sus contrincantes on-line, los minoristas deben aprovechar una gran cantidad de tecnología y recursos para garantizar que los beneficios de las compras físicas se pongan en primer plano en la mente del comprador.

CONTACTA
Share This